Preguntas Frecuentes

Tenemos las respuestas a las preguntas frecuentes sobre el popular edulcorante de bajas calorías: el aspartamo.

¿Qué es el aspartamo?

El aspartamo es un edulcorante de bajas calorías que se usa en una variedad de alimentos y bebidas de bajas calorías o calorías reducidas en todo el mundo, que incluyen gaseosas, bebidas no alcohólicas en polvo, chicle, golosinas, gelatinas, preparaciones para postres, pudines y rellenos, postres congelados, yogur, edulcorantes de mesa y algunos medicamentos, como las vitaminas y las pastillas para el dolor de garganta libres de azúcar. Como es 200 veces más dulce que el azúcar, se necesita solo una pequeña cantidad para lograr el nivel de edulcoración deseado, lo cual reduce la cantidad de calorías en comparación con el azúcar.

¿De qué está hecho el aspartamo?

Los aminoácidos son los elementos base de todas las proteínas que se encuentran en los alimentos y los tejidos proteicos del cuerpo. El aspartamo está compuesto por dos aminoácidos (fenilalanina y ácido aspártico) y una pequeña cantidad de metanol. Estos mismos compuestos se encuentran también en cantidades mucho mayores en alimentos que son de consumo frecuente, como las carnes, la leche, las frutas y las verduras. Las cantidades de aminoácidos y metanol que se consumen a través del aspartamo son minúsculas en comparación con las que se consumen a través de otros alimentos y bebidas. El cuerpo usa los aminoácidos y el metanol exactamente de la misma manera. El cuerpo no puede distinguir su fuente original y los metaboliza de la misma manera, independientemente de cuál sea fuente de la que provengan.

¿Es seguro el aspartamo?

Las agencias reguladoras de más de 100 países han afirmado la seguridad del aspartamo. La evidencia científica respalda de manera abrumadora la seguridad del aspartamo, incluso en cantidades mucho mayores de las que se consumen normalmente.

Con más de 200 estudios que dan fe de su seguridad, el aspartamo es uno de los aditivos alimentarios más estudiados en todo el mundo y cuenta con una larga historia de seguridad de uso. En una revisión minuciosa realizada por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria publicada en el 2013 se concluyó que el aspartamo es seguro para la población general, incluidos los bebés, los niños y las mujeres embarazadas. Los científicos de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (U.S. Food & Drug Administration, FDA) revisaron también los datos científicos relativos a la seguridad del aspartamo en los alimentos, y concluyeron que es seguro para la población general. Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, el aspartamo es una de las sustancias más exhaustivamente estudiadas entre los productos para la alimentación humana.

Debido a que el aspartamo contiene fenilalanina, no se recomienda para las personas que tienen fenilcetonuria (PKU por su abreviatura en inglés), una enfermedad hereditaria grave, y dificultad para metabolizar la fenilalanina.

En el 2012 la Academia de Nutrición y Dietética (Academy of Nutrition and Dietetics, AND) dijo: “Los consumidores pueden disfrutar de manera segura de una variedad de edulcorantes nutritivos y edulcorantes no nutritivos (nonnutritive sweeteners, NNS), cuando se consuman dentro de un plan alimentario que se guíe por las recomendaciones nutricionales federales, como las “Pautas alimentarias para estadounidenses” e “Ingestas alimentarias de referencia”, así como por metas individuales de salud y preferencias personales”. En referencia a cualquier efecto adverso del aspartamo relacionado con su consumo, la AND concluyó: “El consumo de aspartamo no se asocia a efectos adversos en la población general”.

¿Puede el aspartamo contribuir a una dieta saludable?

Sí. Debido a que el aspartamo ofrece el mismo sabor dulce que el azúcar, pero sin las calorías es una herramienta muy eficaz para ayudar a cumplir con las recomendaciones alimentarias. Las Pautas alimentarias para estadounidenses, 2015-2020, de los EE. UU. aconseja que menos del 10 % de las calorías diarias provengan de azúcares agregados. La directriz de la Organización Mundial de la Salud del 2015 Ingesta de azúcares para adultos y niños también recomienda reducir la ingesta de azúcares libres a menos del 10 % de la ingesta total de energía para los adultos y los niños. Numerosas otras publicaciones de agencias de salud pública en todo el mundo recomiendan reducir la ingesta de azúcar. Por ejemplo, la agencia de salud pública de Inglaterra, Public Health England, sugiere que las personas intenten usar edulcorantes libres de calorías, incluido el aspartamo. El simple hecho de sustituir una gaseosa regular con una dietética ahorra unas 150 calorías; sustituir dos cucharaditas de azúcar con un edulcorante de mesa de bajas calorías tres veces al día (por ejemplo, en el café y el té o en los cereales) ahorra unas 100 calorías al día; y sustituir un pudín regular con uno edulcorado con aspartamo ahorra unas 80 calorías.

¿Pueden las mujeres embarazadas o lactantes consumir aspartamo?

Sí. Las investigaciones documentan la seguridad del aspartamo en el embarazo y la lactancia. Además, las agencias reguladoras tienen en consideración tanto a la madre como al bebé cuando revisan la evidencia científica y la seguridad de los ingredientes alimentarios, incluido el aspartamo. Cuando se descompone en el cuerpo, el aspartamo se convierte en los mismos componentes (fenilalanina, ácido aspártico y metanol) que las mujeres embarazadas y las madres lactantes consumen a diario en dietas comunes. Es importante consumir una cantidad suficiente de calorías durante el embarazo, y las calorías deberían provenir de alimentos que contribuyen a las necesidades nutricionales en lugar de alimentos con bajo contenido nutritivo. La variedad de bebidas y alimentos edulcorados con aspartamo pueden ayudar a satisfacer los antojos de las mujeres embarazadas por “algo dulce” sin agregar calorías adicionales, lo cual deja lugar para alimentos más nutritivos. Tal como menciona la asociación de Dietistas de Canadá, las bebidas y los alimentos edulcorados con aspartamo u otro edulcorante de bajas calorías no deberían reemplazar los alimentos ricos en nutrientes que se necesitan durante el embarazo.

¿Se puede usar el aspartamo para cocinar o para la repostería?

Sí. El aspartamo se puede usar para una amplia variedad de recetas. Sin embargo, al preparar algunas recetas que requieran calentar u hornear el alimento durante un tiempo prolongado, se puede reducir el sabor dulce. El producto puede que no sea tan dulce como se desee. Por lo tanto, es mejor usar el aspartamo para las recetas que ofrezca el fabricante, ya que las creó especialmente para que retengan su sabor dulce. Otra forma de ayudar a mantener el sabor dulce de algunas preparaciones es agregando el aspartamo cuando se esté terminando de calentar la preparación.

¿Cuál es la ingesta diaria aceptable de aspartamo?

La ingesta diaria aceptable (Acceptable Daily Intake, ADI) es una estimación muy cautelosa de la cantidad de una sustancia que se puede consumir a diario de manera segura a lo largo de la vida. La FDA de los EE. UU. estableció la ADI del aspartamo en 50 mg/kg de peso corporal al día. Esto significa que un adulto de 150 libras debería consumir unas 20 gaseosas dietéticas de 12 onzas, o 33 porciones de 8 onzas de una bebida en polvo, o 42 porciones de 4 onzas de gelatina, o 97 paquetitos de un edulcorante de mesa cada día para llegar a la ADI. Un niño de 50 libras debería consumir unas 6 gaseosas dietéticas de 12 onzas, u 11 porciones de 8 onzas de una bebida en polvo, o 14 porciones de 4 onzas de gelatina, o 32 paquetitos de un edulcorante de mesa cada día para llegar a la ADI. La ingesta de una cantidad que supere la ADI sigue siendo segura. Otras agencias, como el Comité Mixto de Expertos en Aditivos Alimentarios de la Organización para la Alimentación y la Agricultura/Organización Mundial de la Salud (Food and Agricultural Organization/World Health Organization Joint Expert Committee on Food Additives, JECFA), la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (European Food Safety Authority, EFSA) y Estándares Alimentarios de Australia y Nueva Zelandia (Food Standards Australia New Zealand, FSANZ) establecieron la ADI para el aspartamo en 40 mg/kg de peso corporal al día. Mientras que los valores de la ADI varían, es importante tener en cuenta que la cantidad representa un nivel estimado cauteloso de exposición segura, que anticipa una exposición continua a lo largo de la vida. No debería considerarse como un punto específico a partir del cual termina la seguridad y comienzan los posibles problemas de salud.

¿Cuánto aspartamo hay en nuestros alimentos?

Se usa muy poco aspartamo en los alimentos. Solo se necesita 1/200 parte de una cucharadita de aspartamo para conseguir el mismo nivel de edulcoración que con una cucharadita de azúcar. A menudo la gente cree que está consumiendo más aspartamo de lo real debido a la cantidad de edulcorante que viene en el paquetito, pero el aspartamo está combinado con otros ingredientes para que sea más fácil de agregar a las comidas y bebidas. Si fuera puro, no se podría llegar a ver la pizquita de aspartamo que contiene cada paquetito.

¿Causa el aspartamo efectos adversos en la salud?

  • La evidencia científica demuestra claramente que el aspartamo es seguro y que no se asocia a efectos secundarios adversos, ni siquiera en cantidades mucho más altas de lo que la gente consume normalmente. La administración de Medicamentos y Alimentos de los EE. UU. (FDA) ha investigado los efectos adversos alegados desde 1982 y declara que “no hay evidencia razonable de posible daño para la salud pública” y “no se han informado patrones congruentes ni únicos con respeto al aspartamo que puedan vincularse causalmente a su uso”.

En 1984, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU., (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) analizaron 517 informes de consumidores relacionados con su uso de aspartamo y concluyeron que los informes “no proporcionan evidencia de la existencia de consecuencias adversas graves generalizadas de salud tras el uso de aspartamo”. Los CDC, asimismo, mencionan: “La mayoría de los síntomas frecuentemente informados fueron leves y son síntomas que son comunes en la población general”. En respuesta a estos informes, se hicieron numerosos estudios científicos adicionales en instituciones académicas importantes con investigadores prominentes; los resultados de estos estudios demuestran de manera abrumadora que el aspartamo no se asocia a efectos de salud adversos, como dolores de cabeza, convulsiones, cambios en el humor, la cognición y el comportamiento, y reacciones alérgicas.

¿Aumenta el aspartamo el apetito o causa aumento de peso?

No. Una abrumadora cantidad de evidencia científica muestra que el aspartamo no aumenta el hambre, el apetito, la ingesta alimentaria ni el peso. De hecho, en los estudios se ha hallado que el aspartamo puede ser una herramienta eficaz para el manejo del peso. La Academia de Nutrición y Dietética indica: “El uso de aspartamo y productos edulcorados con aspartamo como parte de un programa integral de pérdida o de mantenimiento de peso puede asociarse con una mayor pérdida de peso en las personas, y puede ayudarlas con el mantenimiento del peso a lo largo del tiempo”.

¿Causa el aspartamo reacciones alérgicas?

En un estudio del 2015 no se halló ninguna diferencia de síntomas entre los participantes que consumieron aspartamo y los que no, y ninguna diferencia consecuente entre las personas sensibles al aspartamo y las no sensibles.

Aunque algunas personas han sostenido que han tenido síntomas similares a los de alergia en relación con el consumo de aspartamo, estos son casos anecdóticos. No obstante, se realizaron estudios científicos cuidadosamente controlados en los Institutos Nacionales de Salud y en seis centros médicos académicos importantes. Los resultados de estos estudios en personas que creían que el aspartamo les había causado una reacción alérgica demostraron claramente que el aspartamo no se asocia a reacciones alérgicas. Las personas que sospechen que tienen una alergia alimentaria deberían acudir a un profesional médico calificado, por ejemplo, un alergólogo certificado por la Junta Médica, para su diagnóstico y tratamiento. El autodiagnóstico puede retrasar el tratamiento de problemas médicos más graves.

¿Existe una relación entre el aspartamo y los dolores de cabeza?

No. La literatura científica no respalda esto. Los investigadores han hallado congruentemente que no hay ninguna diferencia en la incidencia de dolores de cabeza entre las personas que consumen aspartamo y las que no. Dicha literatura científica incluye estudios publicados en las revistas New England Journal of MedicineThe Journal of Clinical PharmacologyThe Journal of Allergy and Clinical Immunology.

¿Pueden las personas con diabetes consumir aspartamo, y afecta este el azúcar en la sangre?

El aspartamo es seguro y útil para las personas con diabetes. Las investigaciones han mostrado que el aspartamo no afecta los niveles de azúcar en la sangre a corto o largo plazo. Según el Centro de Diabetes Joslin: “La seguridad del aspartamo ha sido bien establecida. Los resultados de estos estudios científicos han mostrado que comer productos edulcorados con aspartamo no es diferente de comer otros alimentos y que no se asocia a efectos adversos en la salud”.

¿Qué es PKU?

La fenilcetonuria (PKU, según su abreviatura en inglés) es una enfermedad rara hereditaria que impide que se metabolice adecuadamente el aminoácido esencial fenilalanina. Los aminoácidos esenciales se necesitan para el crecimiento, desarrollo y funcionamiento normal del cuerpo, y deben obtenerse de la dieta porque el cuerpo no los puede producir. Debido a que las personas con PKU no pueden metabolizar la fenilalanina de ninguna fuente dietaria, esta se puede acumular en el cuerpo y causar problemas de salud, incluso retraso mental. En los Estados Unidos y en muchos otros países se requieren pruebas de detección de PKU en todos los recién nacidos. Esta prueba de rutina ayuda a identificar temprano a las personas que tienen este trastorno. Las personas con PKU deben seguir una dieta especial de fuerte restricción de fenilalanina desde su nacimiento hasta su adolescencia o incluso posteriormente. Las mujeres con PKU deben continuar la dieta especial durante todo el embarazo. Debido a que las personas con PKU deben tener en cuenta al aspartamo como una fuente adicional de fenilalanina, en los Estados Unidos y Europa se requiere que los alimentos con aspartamo identifiquen su contenido de fenilalanina a fin de ayudar a las personas a identificar las fuentes de este aminoácido. En los Estados Unidos aproximadamente 1 de cada 15,000 bebés nace con PKU.

¿Es seguro el aspartamo para las personas con epilepsia?

En un estudio con niños epilépticos no se halló ninguna diferencia entre la cantidad de instancias de convulsiones cuando consumieron una dieta que contenía aspartamo y cuando consumieron una que no contenía esta sustancia. En otro estudio, los adultos y niños a los cuales se les dieron cápsulas con aspartamo o con un placebo no tuvieron ninguna convulsión ni ningún otro efecto adverso por consumir el aspartamo. Si bien se ha sostenido que el aspartamo puede provocar convulsiones en las personas con epilepsia, las investigaciones han mostrado que no es así.

¿Afecta el aspartamo el comportamiento en los niños?

No. En estudios realizados en instituciones académicas de los Estados Unidos, incluidas la Facultad de Medicina de la Universidad Yale y la Facultad de Medicina de la Universidad Vanderbilt, se halló que el consumo de aspartamo no causa cambios conductuales en los niños, ni siquiera en aquellos con diagnóstico de “hiperactividad” o trastorno por déficit de atención (TDAH). Los estudios evaluaron el comportamiento de los niños a los cuales se les dieron grandes cantidades de aspartamo.

¿Puede el aspartamo causar intoxicación por metanol?

La intoxicación por metanol ocurre cuando se consumen productos no alimentarios que contienen altos niveles de metanol, como líquido limpia-parabrisas, algunos anticongelantes y descongeladores, removedores de pintura o alcohol industrial. En algunos casos, los licores caseros también pueden contener grandes cantidades de metanol. Cuando se beben estos productos se puede abrumar la capacidad del cuerpo para usar todo el metanol, y luego puede causar problemas. Debido a que los alimentos que contienen metanol de forma natural y los alimentos y bebidas que contienen aspartamo tienen niveles muy bajos, es imposible que se coma o beba una cantidad suficiente de metanol para producir una intoxicación por metanol.

¿Es cierto que el formaldehído se forma a partir del aspartamo?

En primer lugar, es importante saber que el cuerpo produce formaldehído de manera natural durante el metabolismo. Si bien formaldehído es una palabra que asusta, también es cierto que esta sustancia se encuentra de manera natural en el café, el queso y en muchos otros alimentos. El aspartamo, al contrario, no contiene en realidad ninguna cantidad de formaldehído. Cuando el cuerpo metaboliza el metanol, este se convierte en formaldehído independientemente de que el metanol provenga de manzanas, jugo de tomate o aspartamo. El cuerpo utiliza el formaldehído muy rápidamente o lo convierte en ácido fórmico que se excreta en la orina o se descompone en dióxido de carbono y agua. El formaldehído no se acumula en el cuerpo. Lo que el cuerpo no necesita, lo expele. No existe ningún riesgo por el formaldehído producido por el metanol derivado de aspartamo o de frutas y verduras.

¿Qué sucede en mi cuerpo con el aspartamo que consumo?

El aspartamo es digerido en el intestino delgado. Durante la digestión, el aspartamo se descompone en dos animoácidos por el efecto de las mismas enzimas digestivas que descomponen a otras proteínas alimentarias. Estos dos aminoácidos son el ácido aspártico y la fenilalanina que, además, se encuentran en alimentos como la leche y el huevo. El aspartamo nunca entra intacto al torrente sanguíneo. El cuerpo usa los aminoácidos del aspartamo para producir células y tejidos nuevos como lo hace con los aminoácidos resultantes de la digestión de otros alimentos proteínicos. La descomposición del aspartamo también produce una pequeña cantidad de metanol. Las frutas y verduras también contienen metanol. De hecho, un jugo de tomate contiene aproximadamente seis veces más metanol que una bebida del mismo tamaño edulcorada con aspartamo.

¿Cuánto aspartamo consumen en realidad las personas?

Las extensas investigaciones de mercado han mostrado que los patrones de consumo de aspartamo de la población general y varios subgrupos están muy por debajo de la ingesta diaria aceptable (ADI). El consumo de aspartamo entre los consumidores de altos niveles (percentil 90) en la población general, incluidos los niños, es de entre el 5 y el 10 % de la ADI. Esto significa que 9 de cada 10 personas consumen menos del 10 % de la ADI. Los niños consumen cantidades proporcionalmente más altas de todos los ingredientes alimentarios que los adultos en relación con su peso corporal. Los niños de dos a cinco años que se encuentran en el percentil 90 de consumo de aspartamo consumen aproximadamente solo el 10 % de la ADI. Los niños necesitan calorías para su crecimiento y desarrollo adecuado; los padres deberían supervisar la dieta de sus hijos para evitar los excesos o las deficiencias nutricionales.

Aspartame Lifestyle

Learning to live a healthier lifestyle is easy when you change one small thing at a time. Find recipes and tips to start the change today!

Learn more

Aspartame Products

Substituting aspartame for sugar or other calorie-containing sweeteners allows people to indulge sweet cravings while consuming fewer calories.

Learn more